Te contamos todo acerca de la blasfemia de Quilmes 

LinkedIn LinkedIn
Recientemente, la unidad de nuevos negocios de Cervecería y Maltería Quilmes lanzó al mercado un producto para Argentina que promete desafiar las convenciones existentes sobre el consumo del vino en el país: Blasfemia, el primer vino en lata de la Argentina.

Con motivo de este lanzamiento conversamos con Diego Gueler Montero, Director General Creativo de draftLine, con Lucía Armendáriz Jefa de Producto en ZX, Cervecería y Maltería Quilmes, y con Paula Marconi, VP de Marketing de Cervecería y Maltería Quilmes, que nos cuentan acerca de esta irreverente innovación en producto.

Si bien el vino en lata es tendencia en otras partes del mundo, lanzar Blasfemia en Argentina resulta un verdadero desafío ya que es un país muy tradicional en lo que al consumo de vino se refiere. 

Le consultamos a Lucía Armendáriz Jefa de Producto en ZX, Cervecería y Maltería Quilmes, acerca de la investigación de mercado que determinó la creación de este original producto. “Entendimos que existe hoy en Argentina una necesidad del consumidor de querer tomarse un vino cuándo, cómo y donde quiere, sin complicaciones. Ahí es donde surge Blasfemia que desde su packaging en lata, responde a esa necesidad y rompe con los dogmas pre- establecidos”.

“Los argentinos tenemos un vínculo muy emocional con las tradiciones y cuesta mucho romperlas en general”, afirma Diego Gueler Montero, Director General Creativo de draftLine, el estudio creativo in-house de Cervecería y Maltería Quilmes que se encargó del lanzamiento de la marca, y luego agrega, “Pensamos en Blasfemia, porque justamente, es una blasfemia al vino de siempre. Porque el peso simbólico que tiene lanzar un vino en lata acá es mucho mayor que en un país como Estados Unidos, donde están abiertos a ocasiones de consumo más diversas”.

En cuanto al público objetivo del producto, Lucía indica que “Blasfemia es ideal para quien le escapa a las tradiciones y a quien los rituales le parecen sosos. Un vino de consumo individual y práctico para llevar donde sea que la ocasión lo amerite, donde cada uno toma lo que quiere tomar. Pragmático, espontáneo, independiente, sensible, con sentido del humor ácido e inteligente. En ciertos espacios puede resultar un tanto incómodo. Pero es una celebración del sano egoísmo, de la libertad. Un guiño a esas personas fieles a sí mismas y a nadie más. Y que se animan a esas convenciones que están mal vistas, pero nadie sabe explicar por qué son mal vistas, que sólo son prejuicios”.

En cuanto los objetivos más blasfemos, Paula Marconi, VP de Marketing de Cervecería y Maltería Quilmes, expresó, “Una de las cosas por las que nace Blasfemia es para ir en contra de los dogmas, entonces, a medida que vaya escalando la marca, irá escalando el nivel de dogma que podamos tirar abajo.”

“Empezamos con un producto rompiendo un montón de estereotipos de una industria. Ese propósito de marca nos puede llevar a cualquier lado.  Sabemos que hay toda una generación de jóvenes que no se guían por los dogmas a los que otras generaciones se atenían mucho más. En ese contexto hay un montón de tabúes que tirarlos representa una oportunidad tanto para las marcas como para los negocios” agrega Paula.

Toda innovación acarrea desafíos. En palabras de Lucía Armendariz: “Al ser una compañía de cervezas estamos en el camino de aprender sobre esta industria ya que no tenemos experiencia dentro de la industria del vino, pero si en bebidas sin alcohol y en cerveza. Pero a la vez es una oportunidad de poder aprender, por eso además nos asociamos con la bodega Origin Wines, Mendoza Vineyards (Origin es una de las bodegas más grandes del mundo, con credenciales de calidad altas)”. 

“Otro punto que en un comienzo puede ser un desafío, pero termina siendo una oportunidad para la industria en general, está relacionada con demostrar que la calidad del vino en lata es excelente y que el packaging esta preparado para no alterar el sabor del vino”, señala Lucía.

 Un draftLine blasfemo

 Al consultarles cómo afrontó draftLine el lanzamiento de la marca, Gueler afirmó, “Somos el estudio creativo in-house de Quilmes, y nos gusta decir estudio porque no hacemos solamente comunicación. Blasfemia es una muestra de eso, lo normal hubiera sido que nos den la marca y el producto ya desarrollados para que los hagamos crecer desde la comunicación solamente. En este caso nosotros, con el equipo de ZX Ventures, trabajamos en conjunto desde el minuto cero y lo fuimos llevando adelante, desde decidir el perfil de sabor hasta definir cómo se iba a llamar el producto y empezar a construir el posicionamiento de Blasfemia, para luego comunicar todo este universo que creamos”. 

 Sobre este punto, Marconi agregó, “El hecho de tener mentes creativas al servicio del negocio integral, no sólo del final de la estrategia de marketing que es la estrategia de comunicación, trae toda una riqueza en el desarrollo de productos, de estrategias y de innovación. Eso es lo más enriquecedor de estas dos culturas que se juntaron: la cultura de la empresa y la cultura de los creativos o la agencia”. 

draftLine es una red global con presencia en 12 países del mundo.  “Empezó en Colombia como una iniciativa del área de Solutions que es básicamente el área de data, tecnología e inteligencia de negocio”, apunta Paula y luego agrega, “Nosotros en Argentina nos propusimos ser la draftLine más creativa del mundo por el talento que hay en el mercado local.  Producir en Argentina con el talento y la calidad de producción que hay acá, hoy para la compañía en global es una oportunidad clara”. 

Compartir.