“Responder, recuperar y prosperar”, el mantra de Deloitte para la Nueva Normalidad

LinkedIn LinkedIn

Conversamos con Pablo Peso, Líder de Consultoría del Cono Sur de la gigante Deloitte, sobre las soluciones que brinda la compañía para que sus clientes enfrenten la aceleración digital forzada que ha experimentado el mercado regional a raíz de la pandemia del coronavirus. 

Uno de los cambios más drásticos que ha generado la expansión del COVID-19 ha sido la vertiginosa aceleración digital que la sociedad ha vivido como respuesta a las medidas de confinamiento y distanciamiento social aplicadas por los gobiernos del mundo para hacer frente al virus.  

En pocos meses la digitalización vivió un crecimiento que debió haber tomado años, un panorama que ha hecho que la necesidad de transformación digital de las empresas creciera enormemente.  Deloitte, la firma privada número uno de servicios profesionales del mundo, enfrenta el contexto con una suerte de mantra que parece generar efectividad en las dificultades. “Responder, recuperar y prosperar son los pasos a seguir”, afirma Pablo Peso, Líder de Consultoría del Cono Sur Deloitte, resumiendo en esas tres palabras clave el desafío asumido por parte de la compañía ante sus clientes en América Latina.

Responder, tiene que ver con asegurar la supervivencia de la organización y de sus empleados; Recuperar, es cuando volvamos a cierta normalidad transitoria, y Prosperar es lo que tendremos que hacer en una nueva normalidad en donde el mundo y el mercado ya cambiaron”, cuenta el ejecutivo para explicar la postura de Deloitte ante la temida Nueva Normalidad.

En este momento Deloitte se encarga de brindar servicios dentro de las áreas de Digital Customer y Core Business Operations. Esta última rama abarca áreas de interacción con el cliente como transformación de logística 4.0, la transformación comercial de las áreas de finanzas, Recursos Humanos, tecnología en sí misma como área proveedora de servicios, entre otros.  “Todas las áreas operativas y de soporte también, no únicamente de cara al cliente.” asegura el directivo. 

Para enfrentar la Nueva Normalidad dentro de este esquema de servicios, Peso destacó el concepto de “ecosistemas” adoptado por Deloitte, en donde equipos multidisciplinarios conformados entre consultoras, agencias, organizaciones sin fines de lucro, e-commerce e incluso universidades, toman las riendas para atender las necesidades de los clientes. 

“La noción de ecosistema está cada vez más arraigada y las compañías notan que deben desarrollarlo. Partiendo de que no hay una única fuente proveedora de conocimiento todo reside en que cada uno tenga lo mejor para aportar de manera ágil de cara a las situaciones urgentes.” explica. 

Peso asegura que dentro de este “ecosistema” se manejan mecanismos de trabajo ágiles, flexibles y rápidos donde la prioridad es ofrecer soluciones.  El ejecutivo también aclara que Deloitte no está excluida de esta nueva visión que obligará a la compañía a transformarse a si misma para poner en práctica el concepto.  “Tendremos que aprender dónde apalancarnos en terceros que nos ayuden y mutuamente proponer soluciones creativas, innovadoras a nuestros clientes. ¿Por qué no asociarnos con una agencia de publicidad?” 

Peso no ve a las agencias como competencia de las consultoras, sino que por el contrario ambas podrían complementarse como actores dentro de esta transformación digital por la propia dinámica creativa de las publicitarias. “Es algo que tal vez las consultoras más grandes estamos tratando de replicar”, afirmó y sobre este punto aclara que Deloitte ya implementa áreas creativas en sus oficinas en distintos países como México y Brasil.   

Al consultarle su opinión sobre cuáles son los procesos pertinentes que las empresas deberían tomar ante la vertiginosa aceleración digital que está en curso, el Líder de Consultoría del Cono Sur plantea una interesante metáfora, “no se trata únicamente de acelerar el rumbo como si estuviéramos en un auto, sino saber en qué auto ir, qué ruta tomar o qué dirección”, y luego añade a modo de conclusión,  “Se trata de pensar en cómo esta pandemia producirá cambios profundos y cómo eso nos obliga a redefinir y repensar los rumbos y las estrategias.  Es un gran momento para repensar nuestras organizaciones.  Quienes no sepan transformarse tendrán éxito y los que no, quedarán relegados amenazando su propia supervivencia”. 

 

Compartir.