“Mentiras” nuevo trabajo de Carlos y Darío para Perfil.com

LinkedIn LinkedIn

La campaña está dirigida a un público joven y plantea la importancia de la verdad en una Internet que muchas veces brinda información falsa.

“Mentiras” es la nueva campaña de Perfil creada por la agencia Carlos y Darío, bajo la dirección general creativa de Lucho Sánchez Zinny y Carmelo Maselli.

El comercial fue producido íntegramente en la nueva división de producción Carlos y Darío Studio, dedicada a la creación y realización de videos para web.

La canción del comercial describe varios de los mitos y mentiras que se comparten por Internet.

La letra lee: “El miembro de tu cuerpo, aunque quieras, no se agranda. Y no existe ningún banner que, cliqueando, te adelgace. Bill Gates no te conoce, y nunca te dará su plata. No te harás millonario trabajando desde casa”.

Sigue: “En tu compu no es tan grave el riesgo de ser infectada. Whastapp no va a cobrarte la próxima semana. Tu banco nunca manda mails pidiendo contraseñas. No existe ese video que no quieren que vos veas”.

“Nadie manda fotos picantes por error. Y no hay señoras mayores que quieran tener sexo con vos. Reenviar una cadena no te salva de tus males. No podrás hacer pochoclo con cuatro celulares. Y si bien no es ilegal juntarse a contar plata, todos sabemos de que carajo se trata”, finaliza.

Carlos y Darío desarrolla y produce estrategias e ideas para todos los formatos y cuenta con oficinas en Miami, México y Buenos Aires.

Ficha técnica. Anunciante: Perfil Producto: Perfil.com. Título: Mentiras. Agencia: Carlos y Darío. Dirección General Creativa: Lucho Sánchez Zinny y Carmelo Maselli. Equipo creativo: Lucas Cambiano, Nicolás Chanseaud, Maria Jorgensen, Javier Abarca. Dirección General de Cuentas: Gonzalo Fassón. Dirección de Cuentas: Noelia Zagert. Jefe de Producción: Diego González. Compañía productora: CyD Studio. Director: Joaquín Güiraldes. Editor: Kevin Zelaznik. Banda: Zensei/Lollo Micucci. Sonido: Big Sound. Autorización por parte del cliente: Agustino Fontevecchia, Federico Polleto.

Compartir.