Los métodos de las Startups que son claves para grandes empresas

LinkedIn LinkedIn
Utilizar Metodologías Ágiles “Pensar como pequeños para movernos más rápido” es la recomendación de Agustín Linenberg de Aerolab, en esta columna para Insider.

El propio éxito de una gran empresa puede convertirse, muchas veces,  en su mayor obstáculo, ya que al crecer, es común que se retrasen los tiempos de toma de decisiones. Hoy en día la necesidad de innovar a través de la tecnología nos empuja a transformarnos digitalmente. El mercado, donde competimos con actores de diversos tamaños, nos impone ritmos que requieren respuestas ágiles y efectivas. Por eso, quiero compartirles algunos conceptos de las Startups que pueden ayudarlos a renovar sus prácticas de trabajo.

Hay un concepto que viene de las carreras de atletismo donde se busca correr lo más rápido posible en distancias cortas para alcanzar un objetivo concreto. Este se lo conoce como sprints —el corazón de la Metodología Ágil, la cual ayudamos a implementar a nuestros clientes en Aerolab.

Al trasladar esta idea a los proyectos de nuestras compañías podemos plantear períodos de tiempos cortos (dos semanas, por ejemplo) en donde definimos un cronograma de tareas para que cada miembro del equipo esté concentrado y con el foco en el mismo plan. A veces no sabemos exactamente cómo será el resultado final, pero sí cuándo debemos llegar y dentro de qué parámetros lograrlo.

Otro concepto muy alineado a lo que es trabajar por Sprints es pensar los proyectos como si fueran productos mínimos viables (o MVP, por sus siglas en inglés). Para esto, debemos hacer foco en dividir nuestro proyecto en qué es lo mínimo que debe tener para ser funcional y alcanzar el objetivo, dejando lo demás para otras etapas. Es decir, separar lo que se quiere lograr en tres columnas: el “Must Have” (lo mínimo para funcionar), el “Should Have” (lo que podría tener) y el “Nice to Have” (el extra que no agrega valor inmediato).

Implementar esta metodología del MVP nos permite usar menos energía y adoptar un pensamiento más científico a la hora de encarar un nuevo proyecto o iniciativa. Tomando cada uno como una hipótesis y buscando validar o refutar los mismos en el menor tiempo y uso de recursos posible. Por eso debemos pensar pequeño antes de embarcarnos en procesos extensos, porque no solo nos movemos más rápido sino que podemos verificar si hay fit con el mercado, obtener feedback de potenciales clientes y ayudar a que nuestra inversión sea más eficiente produciendo un mayor retorno.

Acerca de Aerolab

Es una agencia que realiza productos digitales y combina conocimientos de tecnología, diseño y negocio para crear experiencias de usuario con el objetivo de facilitar la vida de las personas y potenciar los negocios de las empresas

Compartir.