El COVID-19 acelera la inclusión digital en Argentina

LinkedIn LinkedIn

Frente a las medidas de confinamiento en respuesta a la pandemia, una consecuencia positiva es el impulso dado a las estrategias de inclusión digital en el mercado financiero.

La pandemia —y las medidas de aislamiento social obligatorio— forzaron a las empresas a renovar la forma de operar. El ecosistema del e-Commerce creció exponencialmente y, sin duda, los recursos tecnológicos se pusieron al servicio de la economía local y regional, permitiendo reinventar tanto el B2B como el B2C.

Cada industria se vio obligada a repensar su estrategia comercial y este proceso fue, por un lado, acompañado por una alta oferta de instrumentos digitales accesibles a todo tipo de organizaciones. Y, por otro, se vio impulsado por los nuevos hábitos de consumo que adquirieron los argentinos durante el aislamiento obligatorio. 

La transformación digital permitió impulsar el ecosistema del comercio electrónico y dinamizar la economía, tanto en Argentina como en toda Latinoamérica. Toda crisis es en sí misma una gran oportunidad, y es posible ver al mercado haciendo su mejor esfuerzo para aprovecharlo.

El aislamiento está acentuando la digitalización. En relación a la banca, ha disminuido el uso de cajeros y de visitas a la sucursales. Asimismo, se han habilitado nuevos servicios para operar desde casa que antes no se requerían. Toda la industria está trabajando para mejorar procesos y fortalecer su infraestructura en general, adaptándose a las nuevas necesidades y poniendo foco tanto en la seguridad como en la eficiencia de su operatoria.

Banca y Fintech son dos industrias que se impulsan y que, inevitablemente, en algún punto colaboran entre sí. En la actualidad, podemos ver marcadas sinergias entre el mundo fintech y la banca para poner en marcha ideas y soluciones de alto impacto que salen a cubrir la creciente demanda.

Convertir en un commodity el proceso de pago es un hito en auge de la industria, y el escenario actual aceleró esa necesidad en todos los ámbitos. A diario, es posible observar la implementación de nuevas herramientas tanto en el ámbito presencial como en el online: tecnología contactless, reconocimiento facial, mobile NFC, chips RFID, entre otras. En sintonía con este contexto, es un hecho que los servicios financieros habilitados en la nube continuarán creciendo. Y es allí donde la innovación y el desarrollo juegan un rol fundamental.

Lyra, una empresa líder en el área de pagos online, tiene una doble misión en la prestación de sus servicios: por una lado, brindar sus servicios a todos aquellos que lo requieran. Por otro, facilitar las herramientas más innovadoras del mercado para acceder a un medio de pago. El futuro que se construye mediante esas acciones se orienta a prestar la mayor sincronización de ambos objetivos, logrando un servicio eficiente y de presencia global.

La pandemia ha demostrado que la tendencia hacia una mayor digitalización es posible, y que la transición hacia los servicios financieros digitales contribuye a nivel social, ampliando la inclusión financiera. De esa manera, se da una respuesta concreta a un sector desatendido por las instituciones financieras tradicionales. Argentina es el segundo país hispanohablante con mayor potencial de Latinoamérica, y compañías como Lyra están apostando en tecnología de calidad para verla crecer.

Aún hay un largo camino por recorrer, pero sin duda este 2020 fue un acelerador para todo el ecosistema digital. Todavía es necesario continuar trabajando en aspectos de reformas que se deben dar simultáneamente, tanto desde el sector público como desde el privado, para acompañar la misión de democratizar los pagos digitales. El objetivo final es dar lugar a la inclusión financiera, hito que contribuirá a construir no solo la consolidación de una nueva economía local, sino también un escenario regional complementario y colaborativo. 

 

Compartir.