fbpx

El 87% de los empleados cambiaría de empleo por otro con más beneficios

LinkedIn LinkedIn

Según un estudio llevado adelante por Bumeran, durante los últimos años los empleadores han tenido que adaptarse a las demandas de las nuevas generaciones, creando áreas especiales de capacitación o planificación de beneficios.

Entender esta nueva realidad se volvió esencial para las empresas ante la necesidad de retener talentos y ser más competitivos en un mercado cambiante. Sin embargo, aún queda un largo camino por recorrer. El portal de empleos Bumeran realizó un relevamiento a sus usuarios en Argentina, Chile, Panamá, Ecuador, Perú, México y Venezuela, y reveló que el 87% de los encuestados cambiarían de trabajo si recibieran una oferta similar, pero con mejores beneficios.

Esta respuesta resalta la importancia que representan los beneficios extras, siendo en muchos casos un factor determinante a la hora de evaluar una propuesta laboral. Las condiciones generales de trabajo, como la cantidad de horas y los días de vacaciones no varían mucho entre empresas, por lo tanto, los empleadores deben desarrollar una propuesta de valor que sea atractiva y los diferencie del resto. También es necesario comprender que las nuevas generaciones son atraídas por otro tipo de factores y no se guían tanto por la oferta monetaria.

A la hora de buscar empleo, el 70% de los encuestados manifestó que prioriza los beneficios frente a la remuneración que le pueda ofrecer la empresa. Sin embargo, entre los beneficios más valorados se encuentran los de índole económica (75%), como bonos o premios por rendimiento. Con muy poca diferencia lo siguen los de cobertura médica (70%), capacitaciones (65%); flexibilidad horaria o días de vacaciones extra (65%); y calidad de vida (36%), como descuentos en gimnasios, yoga o snacks saludables.

Realizar una estrategia de beneficios o crear departamentos especiales dentro de Recursos Humanos que evalúen las necesidades de los empleados, son algunas de las opciones que están tomando las empresas. Cuando se implementa un buen sistema de beneficios, tanto económicos como dentro de la oficina mediante espacios de recreación, mejora el rendimiento y favorece el desarrollo los vínculos entre los empleados.

Cuando los empleados perciben que la empresa donde trabajan se interesa por mejorar las condiciones de trabajo es más probable que cambien su comportamiento en cuanto a sus tareas diarias. El 85% de los empleados que formaron parte de la encuesta afirmó que trabajaría mejor si su empresa le ofreciera un bono o beneficio, principalmente porque considera que sus empleadores lo tienen más en cuenta y porque estaría más motivado.

Hasta hace unos años atrás los empleadores no consideraban la creación de espacios de encuentro para sus empleados más allá de una oficina de reuniones. Sin embargo, hoy en día estos lugares; como salas de juegos, comedores comunes o salas de relajación; que implementan algunas empresas son de gran importancia para muchos empleados, siendo que el 87% de los encuestados afirmaron que utilizan este tipo de espacios en sus trabajos. En general los empleados tienen una opinión positiva sobre estos, ya que que el 98% considera que favorece el ambiente laboral y el 42% dice que permite entablar vínculos con empleados de otros sectores.

Cuando la oferta monetaria de la empresa no logra cumplir con las expectativas de los empleados, los beneficios surgen como una opción viable para obtener otro tipo de ganancia, que muchos profesionales mencionan como salario emocional. El 70% de los encuestados coincide con esta afirmación y considera que los beneficios suelen compensar parte del sueldo, especialmente cuando está por debajo de la media.  

Compartir.