eCommerce: Las tendencias que marcarán el 2021

LinkedIn LinkedIn
El comportamiento del consumidor ha cambiado para siempre y seguirá evolucionando. La adaptación a un entorno cada vez más dinámico será la única constante. En esta nota, Ignacio Letizia, Gerente Comercial de E3, empresa especializada en ecommerce, comparte su visión acerca de este tema.

Hacer negocios después de este año marcado por un cambio radical en el comportamiento del consumidor y en un contexto VUCA (volátil, incierto, complejo y ambiguo) como en el que vivimos, serán los dos factores que se mantendrán constantes, frente a la incertidumbre y la “nueva normalidad”.

Si entendemos que las prioridades se han reordenado en nuestra sociedad y que la incertidumbre es de las pocas certezas con las que contamos a día de hoy, podremos trazar estrategias que nos permitan abordar de forma flexible los desafíos que quedan por delante.

Pero no solo se trata de desafíos sino también de oportunidades, porque hoy tenemos la certeza de que el consumidor se encuentra en el canal online. Está en nosotros llamar su atención desde el momento zero moment of truth, captarlo y fidelizarlo.

Es por eso que desde E3 los invitamos a explorar y definir el nuevo panorama de oportunidades en esta nueva sociedad de consumo que requerirá, en muchos casos, de capacidad de reinvención, adaptación y resiliencia.  

  1. Optimización, ¡siempre al día! La optimización de las tiendas online debe ser constante para poder rendir al máximo. No se trata sólo de contar con un ecommerce, se trata de innovar, crecer, brindar experiencias memorables, retener a los clientes y aliarse con los proveedores adecuados para que tu ecommerce rinda al 100%. Estudios de usabilidad, test A/B, análisis de la interfaz, optimización de las fichas de producto, encuestas de satisfacción, proceso de compra optimizado, son algunos de los puntos más importantes que se deben tener en cuenta, sin olvidar una medición analítica de la tienda que nos permita conocer más acerca de nuestro consumidor y alinear la estrategia hacia este. Esto sin duda se traducirá en mayor rentabilidad y capacidad de expandirse.
  2. Omnicanalidad en su máxima expresión. La estrategia omnicanal involucrando la transformación de las tiendas físicas en puntos de pickup o showrooms, permite sacar provecho del inventario y llegar a aquellos consumidores de proximidad a través del canal digital. Mientras que muchas marcas redefinieron su estrategia cerrando sucursales físicas para volcarse 100% al canal online, otras las incorporaron como parte de la experiencia de compra omnicanal. Para sacarle mayor provecho, considerar el off dentro de la estrategia de Marketing con activaciones físicas que generen engagement in situ y que se diferenciarán, por ejemplo, con un ambiente más exclusivo (ya no con un local abierto al público sino con turno previo) que permite decidir offline a través de la prueba del producto, pero la compra se realiza online, es una tendencia que se ha convertido en una de las preferencias por los grandes retailers. De este modo ponen sus tiendas físicas al servicio de la estrategia de ventas online y, fundamentalmente, con el stock digital sincronizado.
  3. Big data para experiencias personalizadas. Las tecnologías son las grandes aliadas de las experiencias diferenciadoras: Big Data, inteligencia artificial y el machine learning son tres de las tendencias ecommerce de más rápido crecimiento en los últimos tiempos. Una experiencia de compra personalizada va mucho más allá de una comunicación oportuna y asertiva a través de recomendaciones de compras por productos cruzados, listas de deseos o nuevas promociones, que logramos a través de datos previos y comportamientos de compra. El aprendizaje predictivo también tiene un alto índice de acierto frente a las nuevas compras. Combinar las tecnologías nos permitirá una mayor conversión y menor esfuerzo a la hora de lograr ventas en nuestro eCommerce.

El 2021 se presenta como un año de grandes oportunidades para la venta online. Los retailers digitales deben trabajar para permanecer en la vanguardia, debido a la alta competencia como tendencia en alza. Sin duda, las tendencias existentes se acelerarán y nacerán otras nuevas, obligando a los diferentes modelos empresariales a evolucionar para subsistir y prosperar. 

Compartir.