fbpx

De la escuela Da Vinci al lenguaje de señas: una app ganadora

LinkedIn LinkedIn

Vanesa Barán tiene muchos intereses, entre los que destacan las matemáticas, la informática y los juegos de mesa, y hasta puede armar el cubo Rubik en un minuto. Esa curiosidad por la lógica la llevó a la carrera de Analista de Sistemas en Da Vinci, pero no se conformó con el egreso en 2017: la joven es hipoacúsica y desarrolló una aplicación para mejorar la comunicación con los oyentes. Con ella, ganó el concurso #VosLoHacés del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en diciembre.

Entre más de 3 mil ideas, LSApp se destacó por su capacidad para captar y exponer un diccionario virtual de la Lengua de Señas Argentina. El proyecto comenzó como tesis para la carrera y creció, se transformó y triunfó. Aún no está disponible en las plataformas de descarga, pero llegará hacia mitad de año.

“Tratamos de solucionar el problema entre el mundo de los sordos y de los oyentes por falta de comunicación e integración”, explica Barán, que tras su paso por la escuela obtuvo trabajo en el Gobierno de la Ciudad.

Tras la creación de un usuario, LSApp ofrece un traductor que funciona de dos formas: puede escribir o enviar audio que pasa a la palabra escrita y, de ahí, a la seña correspondiente basada en el dibujo animado de una chica. La velocidad se puede regular. Además, permite ingresar sugerencias, ajustar los datos de registro y recuperar la contraseña vía mail.

Barán indica: “Hay tutoriales y juegos que crecen en niveles para practicar el idioma, así como consejos para mejorar la comunicación”.

La ex alumna utilizó el lenguaje de programación Java de Android Studio junto con la base de datos MySQL. También hizo una página web con HTML5, CSS3, JavaScript y PHP. “No sabía ni cómo empezar, pero pedí consejo a los profesores y me ayudaron a realizar los diagramas de casos de uso, arquitectura y especificar los requerimientos. Fue impresionante”, afirma.

La egresada recuerda su felicidad al momento de recibir el primer premio en el concurso. “Salté de alegría. Valoraron todo mi esfuerzo”. Y concluye: “Creo que, en general, la gente no sabe la lengua de señas. Con la app, el aprendizaje será más fácil y rápido; ayudará a superar miedos y prejuicios”.

Compartir.