¿Cómo se motiva a las ejecutivas a ascender en las empresas?

LinkedIn LinkedIn

Para los hombres la motivación para avanzar en sus carreras es clara: dinero o estatus. Ellos no dudan en negociar fuertemente para obtener mejores salarios y puestos. Según este estudio, parte de los motivos de la brecha salarial y la denominada cima de cristal está relacionada a que las mujeres no piden lo que quieren, o manifiestan motivaciones muy blandas de ascenso en sus empresas.

Dynata, una firma de datos líder, Bain & Company encuestaron a aproximadamente 12.000 hombres y mujeres, realizando exhaustivas entrevistas y el seguimiento de mujeres ejecutivas de todo el mundo sobre aquellos factores que pueden afectar la mentalidad de liderazgo, en donde la inspiración emergió como factor clave.

Según la investigación, la fuente más importante de esta inspiración específicamente entre las mujeres es el prestigio potencial, la riqueza y la influencia de los altos cargos de liderazgo, sin embargo, muchas mujeres creen que pedir dinero y poder “no es femenino” o que son factores “inapropiados para discutir”.

“El prestigio, la riqueza y la influencia son muy importantes para las mujeres” dijo Jennifer Hayes, presidenta del Consejo de Liderazgo Global de Mujeres de Bain & Company. “Y, sin embargo, los hombres son más propensos que las mujeres a decir que están inspirados por estos factores…”.

Muchas de las exitosas ejecutivas que entrevistó Bain & Company enfatizaron el hecho de que las mujeres deberían sentirse cómodas hablando sobre este tema. Obtener un puesto de CEO, CMO, o similar, es un desafío y en tal sentido la tendencia a ser diplomáticas, hablar de manera indirecta, y a ser agradables puede jugarle en contra a las mujeres que buscan dinero y poder.

La investigación de Bain & Company apunta a tres acciones que las empresas y los gerentes, hombres y mujeres, pueden tomar para ayudar a abordar esta brecha de inspiración y apoyar a las mujeres que suben de rango: 1. Compartir proactivamente la propuesta de valor total. 2. Mostrar caminos claros hacia el liderazgo. 3. Asegurarse de que los modelos a seguir sean visibles.

Pero el estudio agrega que las mujeres también deben desempeñar un papel más activo: pedir lo que quieren; comprender su valor, sentirse cómodas hablando de compensación y saber dónde están en los planes de sucesión.

“Esto puede resultar incómodo para muchas mujeres, pero eso probablemente significa que están en el camino correcto”, dijo Melissa Artabane, directora de diversidad e inclusión de Bain & Company. “Cerrar la brecha de género en el liderazgo de alto nivel es una tarea compleja y requiere esfuerzos tanto de las empresas como de las personas para que esto suceda”.

Compartir.