Black Friday: ¿Oportunidad o responsabilidad?

LinkedIn LinkedIn
En esta nota, Marlon Luft, Gerente de Marketing para América Latina de AppsFlyer analiza el fenómeno global que se festejará en casi todos los países el próximo viernes 29 de noviembre.
Es el evento clave de compras para muchos consumidores de todo el mundo. Y claro, representa una enorme oportunidad para los especialistas en marketing. Pero también es una instancia altamente competitiva, que proporciona una fuerte visibilidad y en la que los marketers de aplicaciones ponen a prueba sus estrategias.

Según Salesforce, en 2018 los dispositivos móviles representaron el 67% del tráfico digital y el 49% de todas las compras on-line del Black Friday. El total de nuevas instalaciones de aplicaciones móviles de compras llegó a 1.8 millones, un 9% más respecto al año anterior. La tendencia es clara: los consumidores móviles prefieren realizar sus compras en una aplicación antes que en la web móvil.

Una oportunidad o una responsabilidad
 
Así, el Black Friday es una oportunidad para que las compañías propietarias de aplicaciones impulsen sus ventas y el compromiso con la marca. Pero deben comprender dónde y cómo apuntar para que sus esfuerzos funcionen tal como lo planearon. Black Friday también puede ayudar a convertir en compradores a aquellas personas que instalaron su aplicación pero hasta ahora no dieron el paso siguiente: comprar.

El Black Friday es el primer gran día de la temporada alta de ventas. El comienzo de las vacaciones, por decirlo de alguna manera. Las marcas deben aprovechar su aplicación como un canal para ayudar a impulsar las ventas durante este evento de compras como parte de un enfoque omnicanal: los datos demuestran que cosecharán las recompensas. 

Para tener una referencia muy fresca en América Latina. La semana pasada, durante el evento de ventas bautizado “Buen Fin” en México, que se realizó entre el 15 y el 18 de noviembre, los ingresos de las aplicaciones de shopping tuvieron un aumento del 104% respecto al mismo acontecimiento del año pasado. Y las apps de lifestyle un 129% de aumento. 

En cuanto a los ingresos obtenidos por el segmento fintech, las aplicaciones tuvieron un crecimiento del 508% respecto al mismo período del año pasado. Los datos nos muestran que los usuarios están más dispuestos a probar nuevas aplicaciones en general, y esa es una gran oportunidad para las verticales además de las ventas para atraer nuevos usuarios.

Otro dato importante no siempre tenido en cuenta, es que el móvil funciona como el elemento de contacto entre la experiencia on-line y la off-line. Está demostrado que las aplicaciones móviles desempeñan un papel clave en el “viaje de compras” aún cuando la gente está en el local. Una investigación de Yes Marketing demostró que el 57% de los compradores ingresó a la app de la marca mientras se encontraba físicamente en la tienda. 

Desde AppsFlyer exploramos cómo los marketers pueden usar la experiencia omnicanal para medir mejor la “ruta de compra” de sus usuarios, comparando los datos de Black Friday de años anteriores.

¿Cómo los marketers pueden ganar la competencia?

Los momentos de fuerte competencia suponen que los especialistas en marketing enfrentarán mayores costos de adquisición de clientes que en otras temporadas. Pero por otro lado, durante este tiempo los usuarios tienen muchas más probabilidades de animarse a comprar y a gastar más.

Un estudio reciente de AppsFlyer encontró que solo 1 de cada 4 usuarios de las aplicaciones de Shopping que agregan un artículo al carrito realizan una compra. Pero Black Friday genera una gran mejora en la proporción de usuarios que pagan. Este aumento puede ser del 40% como mínimo en comparación con los 3 viernes anteriores del mes.

Con esto en mente, las marcas no pueden darse el lujo de desestimar el evento. Al mismo tiempo, deben considerar cuidadosamente cómo atribuyen la inversión en marketing para asegurarse de encontrar valor.

Lo importante es analizar Black Friday no como un evento aislado sino como una serie anual con continuidad. Por ello nuestro consejo a los profesionales de marketing es que elijan cuidadosamente las fuentes de medios de sus campañas en base a la demanda anticipada y al compromiso previo de los usuarios.

Mucho más que un viernes

Sería un grave error concebir el Black Friday en el marco de una estrategia a corto plazo. Google ve un gran aumento en las búsquedas desde principios de noviembre. Y esas búsquedas se vuelven más específicas aproximadamente dos semanas y media antes del evento.

A medida que los compradores investigan y comparan productos ¿cómo hace la marca para mantener su presencia y asegurarse de que sea su tienda la que impulse la conversión? La clave es construir relaciones duraderas mientras los usuarios consideran los artículos. Y continuar ofreciendo valor durante todo el año, aún después de Black Friday.

Por eso las aplicaciones móviles son importantes. Porque permiten a las marcas construir estas relaciones a largo plazo. Y al medir el impacto de los eventos en la aplicación y las acciones tomadas por los clientes dentro de las aplicaciones, los marketers tienen la oportunidad de construir una mejor imagen de esta relación.

Compartir.