Insider
Destacados

    Sorrell le gana a WPP y compra Media Monks

    Sir Martin Sorrell está de vuelta.

    Sir Martin Sorrell derrotó a su antigua red WPP al comprar la agencia digital MediaMonks por una suma no revelada.

    La empresa S4 Capital de Sir Martin se enfrentó a WPP en una dura batalla por tomar el control de la compañía holandesa, que se valúa en 265 millones de libras esterlinas.

    WPP, la compañía que fundó, advirtió a Sir Martin que su oferta era “ilegal” y que le despojaría de sus acciones de WPP por valor de 20 millones de libras. WPP alegó que Sir Martin había estado “muy involucrado” en su evaluación de la oferta para MediaMonks. Sir Martin, quien dejó la compañía en abril, disputó esto y le pidió a WPP que proporcionara evidencia de su participación.

    La nueva empresa de Sir Martin, S4 Capital, consiguió los fondos de un consorcio de inversionistas para adquirir MediaMonks, que cuenta con Audi, Lego , Adidas, Amazon, GE, Google, Johnson & Johnson, y Netflix, entre sus clientes. En su comunicado, Sorrell denomina a Media Monks como “la compañía de producción creativa más grande del planeta”.

    Los accionistas de MediaMonks, que tiene ingresos de £ 97 millones, recibirán efectivo y acciones en S4 Capital.

    S4 Capital ha sido creado a partir de una adquisición inversa de Derriston Capital, una cuenta en efectivo listada. Sir Martin planea usarlo como un vehículo para construir un grupo de servicios de marketing de “próxima generación”. Sir Martin está tan convencido que comprometió £ 40m de su propio dinero para la nueva empresa.

    Se fue de WPP después de una investigación sobre su conducta personal, aunque niega todas las acusaciones formuladas contra él.

    Su capacidad para establecer un negocio en rivalidad directa con WPP, el propietario de J Walter Thompson, Ogilvy y Young & Rubicam, mientras conservaba opciones de acciones no capitalizadas, llevó a una protesta acotada limitada contra el presidente, Roberto Quarta, en la junta general anual del mes pasado.

    Sir Martin sigue siendo un importante accionista de WPP, con gran parte de su riqueza ligada al stock de la compañía que tomó de un fabricante de cestas de compras en 1985 para llegar a formar la red más importante de la industria de la publicidad a nivel global.