Insider
Destacados

    ¿Qué pasará con el mobile commerce este año?

    La generación que nació con la tablet prácticamente desconoce lo que es hacer una compra desde una computadora de escritorio. Practicidad, rapidez y comodidad son los principales aliados del comercio electrónico a través de los smartphones.

    El celular sigue siendo el fenómeno de nuestro tiempo. Estar comunicados, conocer las últimas novedades y noticias en tiempo real, planificar la semana, la lista de compras o bien conectarnos a las redes sociales, son tan sólo algunos de los usos comunes de este objeto imprescindible para el día a día. Dentro de esta tendencia de consumo mobile, las compras se ubican como uno de los hábitos que se vuelven más cotidianos.

    “A medida que pasan los años, más jóvenes crecen y comienzan a comprar online desde un dispositivo móvil en su primera compra. En Mercado Libre, por ejemplo, hace tan solo cinco años las compras mobile no superaban el 10% del total de compras realizadas. Hoy ya superan el 60% y seguirá creciendo”, afirma Javier Goilenberg, CEO y co-Fundador de Real Trends, la plataforma de herramientas de análisis y gestión para vendedores de MercadoLibre.

    Bajo este panorama, según un reciente estudio de comScore, Argentina se ubica entre los cinco países que más utiliza Internet a través de smartphones con un 73% de penetración. Asimismo, en los últimos seis meses un 66% de argentinos ya ha hecho al menos una compra online desde su celular.

    Goilenberg agrega, “La tendencia de compras en e-commerce realizadas a través de dispositivos móviles está creciendo año a año a pasos agigantados. En primer lugar, hay una mayor cantidad de dispositivos activos en el mercado. En segundo lugar, la gente se va animando y se va acostumbrando a hacer todo desde el celular. ¿Para qué prender la compu si con un par de taps en el celu hago lo mismo y mucho más rápido?”.

    El celular como dispositivo irreemplazable para los consumidores, y como herramienta fundamental para las marcas y sus e-commerce, naturalmente se convierte en uno de los principales canales de venta, o muchas veces el único.

    Demás está decir que, para aquellos que operan en el mundo del e-commerce a través de un sitio propio, es fundamental que sea responsive y/o contar con una muy buena app mobile para iOS y Android. Esta ya no es algo deseable, sino necesario.

    El impulso del sector también viene acompañado de la innovación. “La realidad aumentada traerá grandes cambios en la experiencia de compra a través de dispositivos móviles: en las apps de algunas grandes tiendas uno ya puede visualizar cómo va a quedar una lámpara en su living o cómo le queda un anteojo en su rostro antes de efectuar la compra. Esto genera sensaciones hasta ahora nunca experimentadas a la hora de comprar online, que continuará aportando al crecimiento del e-commerce a nivel mundial”, concluye Goilenberg.

    Sin dudas, en Latinoamérica se viene un año en el que vamos a presenciar cómo el m-commerce continúa creciendo fuertemente.