Insider
Destacados

    Tras la investigación en su contra, Martin Sorrell renunció a WPP

    Martin Sorrell, el creador de WPP

    Martin Sorrell, quien convirtió a WPP en el grupo de publicidad más grande del mundo durante más de tres décadas, renunció a su cargo de presidente ejecutivo.

    Su partida se debió una investigación de la junta de WPP sobre una acusación acerca del uso indebido de dinero de la compañía.

    WPP se negó a comentar sobre los detalles de la denuncia, pero emitió un comunicado el sábado por la noche anunciando el retiro de Sir Martin, afirmando que la investigación había concluido y que “la acusación no incluía cantidades de dinero que son materiales”. 

     Sorrell dijo: “Obviamente, estoy triste de dejar WPP después de 33 años. Ha sido mi pasión, foco y fuente de energía durante tanto tiempo. Sin embargo, creo que es lo mejor para el negocio si renuncio ahora”.

    “Al mirar hacia el futuro, veo que la disrupción actual que estamos experimentando simplemente ejerce demasiada presión innecesaria sobre el negocio”, dijo el creador de WPP. “Es por eso que he decidido que en su interés, en interés de nuestros clientes, en interés de todos los propietarios de acciones, grandes y pequeños, y en interés de todos nuestros demás grupos de interés, lo mejor es que me haga a un lado”, dijo Sir Martin en su e-mail de despedida.

    El comunicado indica que Sorrell será tratado como si se hubiese retirado de WPP y que le corresponderán los beneficios acordes.

    El grupo indicó que -en su lugar- Roberto Quarta, presidente de WPP, se convierte en presidente ejecutivo hasta el nombramiento de un nuevo director ejecutivo.

    Por su parte, Mark Read, Director Ejecutivo de Wunderman y WPP Digital, y Andrew Scott, Director de Desarrollo Corporativo de WPP y Director de Operaciones de Europa, han sido designados como Directores de Operaciones conjuntos de WPP.

    Roberto Quarta dijo: “Sir Martin ha sido la fuerza impulsora detrás de la expansión de WPP para crear el líder mundial en servicios de marketing. Durante este tiempo, la compañía ha tenido éxito porque ha valorado y nutrido talentos sobresalientes en todos los niveles, dentro y más allá de nuestros equipos de liderazgo. En nombre de la Junta, me gustaría reconocer estos logros y agradecer a Sir Martin su compromiso con el negocio durante más de tres décadas “.

    El camino de WPP hacia la cima comenzó en 1985, cuando Sorrell invirtió en una pequeña empresa llamada Wire & Plastic Products. Dos años más tarde compró J. Walter Thompson, la agencia de publicidad más antigua del mundo y una emblemática marca estadounidense por $ 566 millones.

    Muchas otras adquisiciones seguirían, de empresas creativas y digitales incluyendo Ogilvy & Mather, Young & Rubican, Grey, Group M, etc. Esta estrategia sería imitada por los rivales y se convertiría en la plantilla para el crecimiento de la industria.

    Pero el modelo iniciado por Sir Martin, ahora está bajo amenaza y su sucesor tendrá que tomar algunas decisiones difíciles. El que ocupe la silla de Sir Martin se enfrentará a un complejo conjunto de desafíos.

    La disrupción digital dejó mal paradas a las agencias de publicidad tradicionales que se centraban mayormente en campañas de televisión. Hoy en día, Google y Facebook prácticamente monopolizan el ámbito de la publicidad digital, llevándose gran parte de la inversión de los anunciantes en Internet. A este escenario se suman consultoras como Deloitte y Accenture que además de optimizar y digitalizar procesos internos de las empresas, ahora también van por aspectos de comunicación externa.

    Sin embargo, la mayor amenaza a WPP  proviene de la reducción del gasto publicitario de las empresas de bienes de consumo. Un claro ejemplo es Procter & Gamble, el anunciante más grande del mundo que recortó $ 750 millones de sus gastos en anuncios desde 2015 y planea recortar otros 400 millones para 2021. 

    Los mayores anunciantes del mundo, como P&G y Unilever, incluso han lanzado sus propias agencias de publicidad internas como es el caso de U-Studio o instrumentan hubs que involucran los servicios de diversas agencias y talento de distintos grupos de comunicación, tal como fue anunciado por Procter & Gamble. 

    El panorama cuestiona fuertemente el valor que aportan los grupos de comunicación para las marcas, y el rol de las agencias publicitarias en sí mismas.

    Matías Stetson, Insider Latam