Destacados

    La realidad aumentada y su aplicación en el trabajo

    Xavier Amado

    Xavier Amado, director técnico de Globant, habla de los posibles usos profesionales de la realidad aumentada y la diferencia con la realidad virtual, más orientada al entretenimiento.

    “La realidad aumentada será incorporada en la vida cotidiana y el trabajo. Todavía no existe, pero va a suceder”, predice Xavier Amado, director técnico de Globant.

    “Mucha gente lo desconoce, pero por ejemplo, en los aviones Airbus, los pilotos tienen pequeñas pantallas con proyección holográfica, donde ven todos los datos fundamentales. En el corto plazo, serán reemplazadas por lentes de realidad aumentada, donde los pilotos tendrán esa misma información y más, y será mucho más cómodo que un vidrio fijo”, agregó.

    Amado dice que, aunque la tecnología ya existía, fue el furor por eventos como “Pokemon GO” -que generaron tantas ganancias- los que motorizaron la posibilidad de invertir en otras áreas. “Ningún desarrollo es aislado”, opina. “Como empresa de servicios, en Globant lo notamos: hay cada vez más clientes que preguntan por ese tema”.

    Sin embargo, para el director técnico de la compañía, también hay casos de tecnologías que parecían prometedoras, pero murieron en el olvido, como ocurrió con el formato de video Betamax, cuando compitió con el VHS. “Puede ser muy buen producto, pero debe generar el interés del público y un negocio alrededor para lograr asentarse en el mercado”.

    “Está lleno de casos de tecnologías que eran superiores a otras, pero que no lograron penetrar en el mercado y quedaron en el olvido, como el formato HD DVD, que perdió la batalla comercial con Blue-ray”.

    También puso como ejemplo la realidad virtual, una idea que no es nueva, ya que data de los años 80s, pero que “no pegó en la gente y no generó interés en seguir investigando. La realidad virtual va a quedar relegada a lo que es entretenimiento, y aun así deberían bajar mucho los costos y subir mucho la oferta de productos”.

    “Esa es la gran diferencia con la realidad aumentada, que sí la veo aplicable a la vida diaria, porque seguís viendo a través de tus propios ojos lo que tenés a tu alrededor, pero con cosas agregadas, por ejemplo, información para un operario sobre el trabajo que está haciendo en una planta”, concluyó.

    Ezequiel Iacobone, Insider LatAm