Destacados

    Internautas de bajos recursos tienen mayor involucramiento en el mundo digital

    Se conectan a través de un mayor número dispositivos, destacando en primer lugar el smartphone. Además, comienzan a migrar su consumo de medios de plataformas tradicionales a digitales, en especial cuando se trata de escuchar música, y son el segmento que más tiende a seguir a una marca en plataformas sociales, sobre todo para mantenerse actualizados.

    IAB México presenta el segmento de internautas de nivel socioeconómico bajo (C-D+DE), a partir del Estudio de Consumo de Medios y Dispositivos desarrollado por Kantar Millward Brown y patrocinado por Televisa Digital. Este reporte tiene el objetivo de explorar y conocer los usos y hábitos de los internautas de NSE bajos que se conectan a Internet en México a través de los diversos dispositivos, así como entender la experiencia y la percepción de los usuarios hacia la publicidad en plataformas digitales.

    Su smartphone es cada vez más cercano a ellos y se refleja en el incremento en planes de datos.

    Los internautas de niveles socioeconómicos bajos muestran un incremento importante en conexión a Internet a través de smartphone (81%), lo que se refleja en un importante crecimiento en las formas de conexión a través de plan de datos contratado (31%) y de prepago (25%) (Fig. 1). Además de este dispositivo, también se conectan por medio de laptop (69%), desktop (39%) e incluso smart TV (30%).

    Este segmento también se conecta desde un mayor número de lugares (tres en promedio), con mayor incidencia en su casa (95%) y trabajo (56%). Conforme se integra Internet a su rutina diaria, 46% de estos internautas declaran que no pueden salir de casa sin sus dispositivos móviles. De hecho, su smartphone les permite hacer actividades como chatear (81%), usar redes sociales (72%), compartir fotos (66%) o escuchar música (56%), en especial cuando se trata de los más jóvenes de este segmento.

    Su uso de medios tradicionales migra hacia una experiencia más digital.

    El 91% de los internautas de NSE bajos considera que Internet forma parte de su vida cotidiana. Por ello realizan más actividades simultáneas con su consumo digital (seis en promedio) comparado con niveles socioeconómicos más altos (ABC+, cinco en promedio), tales como trabajar (48%), limpiar la casa (41%), comer (42%) o esperar algo (37%).

    Su consumo de medios incluso crece a través de plataformas digitales mientras se reduce poco a poco su consumo tradicional, como es el caso de escuchar música por Internet (48%) o ver televisión (16%). Al mismo tiempo, incrementa considerablemente su preferencia por formatos audiovisuales, sobre todo cuando se trata de video para temas como tecnología (61%), deportes (51%) o noticias (46%).

    Cuando se trata de los tipos de videos que más consumen en Internet, destacan las películas (92%), videos musicales (92%), series de TV (84%), entre otros. Debido a este gran interés por videos de entretenimiento en general, incluso declaran que tienen un mayor acceso a sistemas de entretenimiento de paga por Internet (72%), como Netflix (57%) (Fig. 2).

    Prestan más atención a la publicidad y en ocasiones las motiva directamente a la compra.

    Un gran número de internautas de este segmento prestan atención a la publicidad por Internet (84%), más que un año antes (74%), en particular porque la encuentran atractiva (47%) o les muestra algo novedoso (41%). También están más dispuestos a ponerle atención si están buscando ofertas o promociones (71%).

    Las reseñas (69%) y comentarios en redes sociales (67%) influyen en su opinión sobre las marcas. Incluso son el nivel socioeconómico que más sigue a una marca en social media (67%), en gran parte para mantenerse actualizados de las novedades de la misma (84%).

    De la misma manera, también se involucran cada día más con la publicidad digital, desde buscar más información sobre una marca (53%) hasta comprar en línea lo que vieron anunciado (35%). Sin embargo, tienden a una respuesta más positiva hacia la publicidad online cuando las interacciones son más inmediatas (64%).

    Utilizan cada vez más plataformas sociales y diversifican los contenidos que consumen en ellas.

    Su afinidad con social media incrementa conforme utilizan un mayor número de plataformas de este tipo. En 2016 declararon utilizar en promedio 4 plataformas sociales con mayor frecuencia, superior al número declarado por niveles medios (3). Parte de esa diversificación se debe a los importantes crecimientos declarados en el uso de Pinterest, Snapchat o LinkedIn, mientras que Facebook y Youtube continúan sobresaliendo (Fig. 3).

    Continúan siendo muy activos en el tipo de actividades que realizan en redes sociales, donde también suben (48%) y ven (69%) más fotos que los niveles socioeconómicos medios. Entre los contenidos que más prefieren ver en estas plataformas destacan temas como música (64%), entretenimiento (52%) y memes (51%).

    Tienen una gran disposición a comprar por internet, en parte por la variedad de formas de pago.

    El porcentaje de internautas de este perfil que realizaron transacciones online creció significativamente contra el año anterior (68% vs. 34%), con lo que igualan la penetración de compras online en NSE altos. Asimismo, realizan más investigación de precios antes de realizar una compra, ya sea comparando online para comprar en tienda física (75%) o comparando en una tienda física para comprar online (58%).

    También tienen una mayor cantidad de formas de pago disponible, y declaran un importante crecimiento en el uso de PayPal (79%) para transacciones por Internet, en particular los más millennials más maduros. Entre las principales transacciones online que han realizado destacan las transacciones bancarias (56%), la compra de ropa (36%) y el pago de servicios (35%).

    Descargue el estudio en este link