Destacados

    Impacto de la tributación sobre la conectividad móvil en Latam

    Según la GSMA, reducir la excesiva tributación específica al sector móvil promoverá mejoras en la conectividad, el crecimiento económico, la inversión y la estabilidad fiscal de la región.

    La GSMA anunció las conclusiones de su reporte más reciente, “Impuestos a la conectividad móvil en América Latina: Análisis de los impuestos específicos al sector móvil y su impacto en la inclusión digital”. Este estudio presenta el panorama del régimen tributario y las tasas aplicadas al sector móvil y su impacto en la accesibilidad de los servicios móviles y las inversiones en América Latina.

    Aunque el estudio reconoce la necesidad que tienen los gobiernos de lograr un equilibrio entre los objetivos de maximizar la recaudación fiscal y fomentar el crecimiento económico, también analiza cómo la tributación específica sobre el sector móvil puede elevar la barrera de accesibilidad en la región, socavando así los esfuerzos realizados en pos de la inclusión digital. El reporte también analiza cómo un régimen tributario complejo e incierto afecta la capacidad de inversión de los operadores de red en el despliegue de infraestructura, la cual es clave para que los países puedan maximizar los beneficios de la digitalización.

    “La conectividad móvil es un facilitador clave de la inclusión digital y el desarrollo socioeconómico. No obstante, son varios los países que aplican impuestos excesivos al sector móvil y esto puede convertirse en un obstáculo de su constante desarrollo”, afirmó Sebastián Cabello, director regional para América Latina de la GSMA. “En América Latina, el costo total de propiedad móvil en muchos casos supera el umbral del 5% de los ingresos recomendado por la Comisión sobre la Banda Ancha de las Naciones Unidas. Algunos gobiernos de la región aplican otros impuestos específicos al sector adicionales a los consumidores y los operadores móviles como si este fuera un bien de lujo, lo cual redunda en menor accesibilidad (exclusión al servicio) y tiene un impacto negativo directo en las inversiones. Dada la coyuntura económica actual regional, es primordial que los gobiernos estimulen, creen incentivos –y no obstáculos– para el crecimiento del ecosistema digital”, agregó.

    Principales conclusiones del reporte

    El estudio indica que la industria móvil de América Latina y el Caribe aportó en 2016 más de US$260 mil millones o 5% del PIB de la región a la economía regional. Por otro lado, el sector móvil generó 1,7 millones de puestos de trabajo. Las conclusiones del estudio muestran el efecto distorsionador que tienen los impuestos específicos al sector, resaltando los potenciales beneficios económicos que la reforma de dichos impuestos específicos y tasas regulatorias del sector puede tener:

    • En América Latina, solo el 50% de la población está suscripta a un servicio de Internet móvil, comparado con más del 65% de la población en Europa y EEUU.
    • El sector móvil latinoamericano desembolsó, en promedio, un 25% de sus ingresos en concepto de impuestos y tasas regulatorias en 2016.
    • Los consumidores pagan impuestos específicos al sector, además del IVA, en 11 de los 20 países analizados.
    • Los mercados que tienen altos niveles de impuestos específicos al sector como porcentaje de sus ingresos, suelen tener niveles más bajos de accesibilidad.
    • Para todos los países de la región sobre los cuales había información disponible, el costo total de propiedad móvil para la compra de un terminal y un plan de 1GB de datos por mes, es superior al umbral del 5% de los ingresos recomendado por la Comisión sobre la Banda Ancha de las Naciones Unidas.
    • Las inversiones de los operadores móviles de la región han sido significativas, habiendo lanzado más de 108 redes 4G entre 2011 y 2016, a pesar de una caída promedio del 15% de los ingresos por conexión durante el mismo período. Se espera que las inversiones sean de US$70 mil millones y la cobertura 4G alcance un 84% para 2020.

    Recomendaciones

    Implementar una reforma de los impuestos específicos y las tasas regulatorias aplicados al sector puede promover la conectividad, el crecimiento económico, la inversión y la estabilidad fiscal. Al momento de reformar la tributación y las tasas específicas al sector, los gobiernos de América Latina deberán tener en cuenta una serie de principios para así alinear y simplificar la tributación del sector móvil con la de otros sectores, además de seguir las mejores prácticas recomendadas por organismos internacionales como el Banco Mundial y el FMI:

    • Reducir los impuestos específicos y tasas del sector con el fin de incrementar la demanda de los servicios móviles y estimular la inversión, lo cual impactará en un crecimiento generalizado de la recaudación del Estado en el mediano plazo.
    • No aplicar tasas regulatorias ni impuestos excesivos sobre los ingresos y reducir los aportes al Fondo de Servicios Universal (FSU) en los que el uso de fondos existentes no ha sido eficiente ni verdaderamente útil.
    • Reducir la complejidad y la incertidumbre de los impuestos y tasas aplicados al sector de servicios móviles.
    • Reducir o eliminar los aranceles aduaneros a la importación de equipos y terminales ya que aumentan las barreras de acceso.
    • Eliminar los impuestos al consumidor sobre el acceso a servicios móviles, lo cual mejorará la asequibilidad para la población con menores ingresos de la región.
    • Establecer una política de precios de espectro razonable para facilitar mayor despliegue de redes y no simplemente recaudación, lo cual redundará en servicios de mejor calidad y más accesibles.
    • Eliminar los impuestos sobre las llamadas internacionales entrantes.
    • Implementar una tributación favorable para los nuevos servicios y sectores o industrias emergentes, como el Internet de las Cosas, el cual va a posibilitar digitalizar la producción y mejorar la productividad.

    El reporte se encuentra en este link

    Sebastián Cabello, director regional para Latam de la GSMA